Ateca

La tradición mudéjar es la clara protagonista, antigua Teca de los árabes que maravilla por sus torres mudéjares.

 Torre Ateca

Historia viva

Ateca se localiza en la ribera del Río Jalón, justo en la desembocadura del Manubles y del Mesa-Piedra.
El recinto medieval de la villa que estuvo amurallado en su momento tiene un auténtico sabor musulmán. Se accedía mediante cuatro puertas de las que se conservan tres, la de las Fraguas, la del Arial o San Miguel y la de Ariza, habiendo desaparecido la de Almazán.
La Torre del Reloj inclinada y levantada sobre un torreón de la antigua fortaleza, en el siglo XVI.
La torre de la Iglesia de Santa María, mudéjar del siglo XVI, edificada sobre la antigua mezquita árabe, en cuyo interior se guarda un importante retablo con imágenes de la Virgen, de mitad del siglo XVII.
El Castillo se levanta en la parte más elevada del casco urbano, rehabilitado su uso actual es el de hospedería.
Destaca el edificio renacentista aragonés del siglo XVII destinado a Casa Consistorial, en la parte baja del pueblo, abriéndose a la gran explanada de la plaza de España. Se trata de un edificio de tres cuerpos, el inferior de piedra con arcos de medio punto, el resto consta de pilastras toscanas y galería aragonesa.
En la margen derecha del río Jalón se encuentra el barrio de San Martín, cuya fisonomía es más de reconquista, con calles paralelas y relativamente rectas, donde se localiza la Iglesia de San Francisco, construida en el siglo XVII.
En su término municipal encontramos las ermitas de San Blas y la de la Ascensión, y varios peirones dedicados a la Virgen de la Peana, Vía Crucis, San Antonio y Santa Quiteria.

Parque natural del Monasterio de Piedra

Escondido en las Sierras más escarpadas del Sistema Ibérico, dentro del término municipal de Nuévalos

 cascada 

Nuévalos

Agrupa un entorno paisajístico insólito en la Península, rodeado de cascadas y saltos de agua espectaculares, y grupo de cavernas por las que se puede pasear. Un lugar paradisíaco que se recorre en dos horas y media y que permite disfrutar de un paraje natural sin precedentes.
El recorrido se inicia en la Plaza de San Martín, bordeando el hotel se llega a las Cuatro Calles que nos llevan al Mirador de la Cola de Caballo, a la Gruta Iris, a la espectacular Cola de Caballo, salto de agua de 90 metros de altura que esconde a la gruta Iris, y que ha dado lugar a una impresionante gruta natural y la Piscifactoría.
A continuación se pasa por la Peña de Diablo, el Lago del Espejo, otro paraje de ensueño que reúne en torno a una laguna de aguas cristalinas la más variada flora y fauna acuática, Los Chorreadores, la impresionante Cascada Iris, el Baño de Diana, el Lago de Los Patos, La Cascada Trinidad, Cascada La Caprichosa y La Gruta del Artista.
Por una escalera, tallada en roca, se asciende al Parque de Pradilla, La Caprichosa, la Cascada de los Fresnos y se retoma a la Cascada Iris.
Siguiendo las señales azules llegamos al Valle conocido por Vergel. Desde aquí nuevamente al Lago de Los Patos para encontrar la salida.
El parque dispone de caballerizas para la práctica de hípica, zona de juegos, restaurantes y tiendas.
La zona está rodeada de bosques de ribera, en torno a los alrededores del Río Piedra, en uno de los ecosistemas de mayor riqueza biológica, donde se encuentran muchas especies de animales y plantas en un espacio relativamente reducido. Sobre este cauce de agua se vertebra todo el ecosistema del parque. En las márgenes de ríos, arroyos y zonas húmedas se desarrollan especies como el aliso, chopo, fresno o el olmo. Otras especies arbóreas rodean las riberas, como olmos, nogales y arces.
El Monasterio de Piedra es un lugar muy frecuentado los fines de semana, aunque entre semana es un remanso de paz donde podremos disfrutar de la tranquilidad que nos ofrece la naturaleza. Este lugar el primero en España que acogió un centro de piscicultura, naturalizando en aguas del Río Piedra la trucha común y el cangrejo ibérico.
A través de varios paneles y talleres de interpretación ambiental el visitante podrá conocer la fauna, vegetación y geología que encierra este sorprendente Espacio Natural.
Exposición y exhibición de vuelo de aves rapaces
Desde el 28 de Febrero hasta el 2 de Noviembre podemos ver alguno de los tres pases diarios de exhibición de vuelo de aves rapaces.
Centro de Interpretación de la Fauna Piscícola
A la entrada del Parque Natural del Río Piedra se encuentra el Centro de Interpretación de la Fauna Piscícola, que muestra a través de paneles explicativos el mundo de la piscicultura y los ríos. Todos los días de los meses de Abril a Octubre, de 11:00 a 19:00 horas y festivos y fines de semana de Noviembre y Diciembre, de 11:00 a 18:00 horas.

El camino del Cid

Distintas rutas para realizar en bicicleta, andando, corriendo o en vehículo.

 camino del cid 

Rutas

Según el Cantar, y tras dejar Ateca, el Cid puso su campamento en un otero “redondo, fuerte y grande”, cerca de la actual Peña de la Mora, con la intención de cobrar parias a los poblados musulmanes y, posteriormente, conquistar el castillo de Alcocer, del que se desconocí­a su paradero hasta que noví­simas excavaciones arqueológicas han dado con su ubicación. Es en Alcocer donde tiene lugar una de las batallas más duras y sangrientas del Cantar.

Aquí y aquí puedes consultar las distintas rutas.

Ascensión al Pico del Rayo

Deporte y naturaleza en estado puro.

 pico del rayo 

Alturas

La ascensión al pico del rayo es un recorrido que no presenta demasiadas dificultades, aunque para los amantes del riesgo, existen rutas alternativas algo más complejas. El Pico del Rayo es el más alto de la Sierra de Vicor, (1.427 metros) Dicha Sierra se encuentra a medio camino entre Calatayud y La Almunia de Dª Godina. El pico del Rayo es la cota mas elevada de la Sierra de Vicor, ésta separa el Valle del Perejiles al Sur del del río Grio al Norte. A pesar de la escasa altura de esta Sierra al estar situada en medio de una zona de orografía muy plana permite alcanzar con la vista el Moncayo y las Sierras Prepirenáicas de Guara e incluso el mismo Pirineo.  Aquí puedes consultar las distintas rutas.

Sierra de Armantes

Situada en el Sistema Ibérico zaragozano, entre la vega de los ríos Manubles, Ribota y Jalón.

 sierra de armantes 

Joyas naturales

Consecuencia del efecto de la erosión sobre el terreno arcilloso, en el que el tiempo y los meteoros han tallado las distintas capas de margas, que hacen de este un paraje único e impresionante.  Relieve originado sobre depósitos terciarios, esta Sierra está salpicada de numerosos barrancos y colinas, dominada por los yesos en sus zonas más bajas y por las arcillas y las margas en sus zonas más elevadas, que le confieren un curioso contraste entre tonos rojizos y blancos.

Cárcavas de Morata de Jiloca

Paisaje insólito y único; manjar para los amantes de la fotografía.

 carcavas

Caprichos de la naturaleza

En el término de Morata de Jiloca, donde el paso de los años a moldeado caprichosamente la tierra al mismo tiempo que el carácter de sus gentes, se levantan dolinas de arcilla, agrestes en sus formas pero delicadas por la composición de sus blandos materiales. Las cárcavas, que se extienden a lo largo de aproximadamente un kilómetro, impactan al viajero llegado hasta el valle del Jiloca con estas gigantescas rocas de arcillas rojizas cortadas por el filo del viento, que ha formado allí esquinas perfectas y grutas donde la luz desaparece tras una cortina de arena.

Sombreros y martillos de arcilla que han permanecido de pie desde hace quince millones de años, formas de la era terciaria que han guardado el equilibrio a pesar de la ley de la gravedad como si se tratase de sonambulistas caminando sobre una cuerda sin red. La naturaleza, esa arquitecta pionera de formas vanguardistas, ha esbozado sobre la arena sus múltiples proyectos que, después, o bien ha puesto en práctica ella misma o los ha imitado, en su defecto, el hombre.

Una vez en la parte más alta, hasta donde puede y debe llegar todo amante del senderismo, se pueden contemplar las cárcavas en toda su belleza y recorrer con la mirada –a vista de pájaro– el valle del Jiloca desde Calatayud hasta Villafeliche. Nuestros antepasados los árabes ya se dieron cuenta de ello y situaron en este punto su atalaya para vigilar todo el valle. Coronando la cima de las cárcavas, como símbolo de este pequeño desierto en la fértil tierra del Jiloca, la erosión ha moldeado la caprichosa forma de un “camello”. (Artículo de Rubén Cristobal en el Periódico de Aragón)

Jaraba

Aguas termales y mucho más.

 balneario 

El poder del agua

Junto al conjunto natural de las Hoces del Mesa, se encuentra Jaraba (Zaragoza), un lugar ideal para disfrutar del turismo rural en Comunidad de Calatayud. Durante milenios, el Río Mesa se ha encargado de esculpir un entorno privilegiado, una impresionante hoz de verticales paredes calizas de más de 100 metros de altura, que crean un paraje de gran belleza y atractivo para el turismo de Jaraba. Pero Jaraba, además de ser una potencia termal referencia de turismo de salud por sus aguas termales, se sitúa en un entorno natural punto de partida para la visita de lugares cercanos y muy conocidos que gozan de gran interés turístico por diferentes motivos (Monasterio de Piedra, Calatayud, Molina de Aragón, Medinaceli) además de pequeños pueblos con joyas escondidas a lo largo de su historia.

Ruta de los manantiales

La magia de los ríos Piedra y Jalón.

 rio piedra 

Río Piedra

El Piedra es uno de los ríos más importantes de la Comunidad de Calatayud y sus aguas son las que abastecen al complejo turístico del Monasterio de Piedra.El río Piedra, llamado en su tramo alto río de San Nicolás, es un afluente del río Jalón, a su vez afluente del río Ebro. Tiene una longitud de 76 km y su caudal es muy irregular por ser un río de régimen pluvial mediterráneo. El agua del río tiene una alta concentración de carbonato cálcico y al salir del manantial se deposita sobre el suelo, la plantas, los musgos, etc. Creando así una costra caliza que va creciendo progresivamente, y es este carácter petrificador lo que habría dado nombre al río.
Su desembocadura nos ofrece unas vistas únicas, además cuenta con un molino harinero recién restaurado y único en Aragón al contar con 3 muelas y la iglesia donde nace con una reliquia del siglo XIV que fue requerida por el Rey Martín el Humano para el palacio de la Alfajería en Zaragoza.

Azud de Bijuesca

Un oásis escondido.

 rio manubles 

Río Manubles

El sustrato geológico que atraviesa el río Manubles está formado por una serie sedimentaria que presenta continuidad desde el Cámbrico hasta el Cretácico y que se encuentra representada por depósitos de cuarcitas, areniscas, arcillas, yesos, dolomías y calizas.
Las superficies de cumbres forman plataformas elevadas que corresponden a superficies de erosión terciarias desarrolladas previamente a la configuración hidrográfica Cuaternaria, la cual ha dado lugar a la formación de un conjunto de muelas, crestas y cortos cañones.
Fauna y flora:
La fauna rupícola está representada por el buitre leonado, el alimoche, el águila real y el cernícalo vulgar. Entre las aves nocturnas es posible encontrar el búho real, el cárabo y el chotacabras. Otras especies de aves presentes son los aviones común y roquero, el vencejo real, la chova piquirroja y la grajilla, el petirrojo, el chochín, el zorzal común, la curruca, el herrerillo común, la lavandera, el mirlo y el martín pescador. La fauna íctica se encuentra representada por el barbo, la tenca y la trucha, así como una fauna de anfibios y reptiles como el sapo, la rana común y la culebra viperina.
En lo referente a la flora asociada al curso fluvial se encuentran bosques de ribera alineados dominados por chopos negros y formaciones de sargas, aunque también están presentes fresnos, álamos, saúcos, cornejos, hiedras y zarzamoras. Los páramos calizos de los alrededores se encuentran colonizados por carrascal y matorral.

Hoces de Jalón

Espacio natural.

 hoces del jalon 

Lugar de Importancia Comunitaria

Espacio de gran variabilidad paisajística como consecuencia de la presencia de las Sierras paleozoicas de la Cocha (1008m) y el cerro de los Pedrosos (1079m), y un sector del tramo medio del río Jalón que secciona el espacio en dos partes labrando un profundo cañón fluvial con meandros encajados. El río en este sector atraviesa, claramente inadaptado a las estructuras dominantes, las alineaciones montañosas con orientación de fluencia SE-NW. La excavación cuaternaria en el Valle del Jalón ha labrado profundas y sinuosas gargantas en los materiales resistentes del paleozoico. Es un río de régimen hídrico pluvial y puramente mediterráneo, con máximos de caudal equinociales y un marcado mínimo estival. En este sector recibe los aportes de numerosos barrancos laterales, destacando la rambla de Ribota que discurre por materiales terciarios de naturaleza conglomerática y areniscosa aportando gran cantidad de aluvión, o el barranco de San Blas.
En el fondo del valle aparecen depósitos aluviales poco desarrollados en este sector aprovechados para el asentamiento en franjas laterales de bosques galería en los que predomina chopo blanco (Populus alba), chopo negro (Populus nigra) y sauce blanco (Salix alba). Los terrenos de cultivo llegan en ocasiones hasta cerca del cauce, impidiendo la progresión de la vegetación ribereña. En las Sierras laterales predomina un mosaico de matorral y herbazales en diferentes grados de madurez y cubrimiento. Junto a sectores con predominio de tomillar mixto (Thymus) y lastón (Brachypodium retusum), encontramos zonas con Cervo-timo-aliagar. En otras zonas se desarrollan importantes encinares acidofilos de (Quercus rotundifolia). El pastoreo es la actividad más destacada siendo importante en todo el sector y condicionando la progresión del matorral. En algunos sectores la presencia abundante de retama amarilla (Retama sphaerocarpa) y retama negra (Cytisus scoparius) atestiguan este hecho.